Lo cercano y el afuera

“…pero el etnólogo es contemporáneo de la enunciación y del enunciador. Las palabras del informante valen tanto para el presente como para el pasado. El antropológo que tiene y que debe tener intereses históricos no es, sin embargo, stricto sensu, un historiador. Esta observación sólo apunta a precisar los procedimientos y los objetos… Esto en cuanto al “ahora”. Vayamos entonces al “aquí”. Por cierto que el aquí europeo, occidental, adquiere todo asu sentido con respecto a un afuera lajano, antes “colonial”, hoy “subdesarrollado”, que han privilegiado las antropologías  británica y francesa. Pero la oposición del aquí y del afuera (una manera de gran reparto- Europa/resto del mundo-…) … no puede servir como punto de partida para la oposición de las dos antropologías más que presumiendo lo que está precisamente en cuestión: que se trata de dos antropologías distintas.” pag.17

“La pregunta que se plantea en primer lugar a propósito de la contemporaneidad cercana no consiste en saber si y cómo se puede hacer una investigación en un conglomerado urbano, en una empresa o en un club de vacaciones (bien o mal se logrará hacerlo) sino en saber si hay aspectos de la vida social contemporánea que puedan depender hoy de una investigación antropológica, de la misma manera que las custiones del parentesco, de la alianza, del don y del intercambio, etc., se impusieron en primer término a la atención (como objetos empíricos) y luego a la reflexión (como objetos intelectuales) de los antropológos del afuera.” pag. 23

“¿Acaso hoy en los lugares superpoblados no era donde se cruzaban, ignorándose,  miles de itinerarios individuales en los que subsistía algo del incierto encanto de los solares, de los terrenos baldíos y de las obras en construcción, de los andenes y de las salas de espera donde los pasos se pierden, el encanto de todos los lugares de la casualidad y del encuentro en donde se puede experimentar furtivamente la posibilidad sostenida de la aventura, el sentimiento de que no queda más que “ver venir”?” pag. 10-11

Un punto fundamental del capítulo es la discusión sobre la base teórica de las ciencias sociales, historia,antropología y etnología;su origen y el cambio de condiciones en Occidente, es decir, su origen en la Europa colonialista que hace ver el “nosotros”/”aquí” vs los “otros”/ “afuera” pasando al concepto de “subdesarrollo” en sustitución de “colonia”, y los esfuerzos por realizar una etnología centrada en Europa que  enfrentando el cambio de paradigma con la globalización se pregunta sobre la capacidad de simbolización de las nuevas sociedades europeas o la la incapacidad de sus etnológos para hacer una lectura de ello.


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s